enero 30, 2020 admin

Algunos aspectos sobre la recidiva ortodóncica

Ortodoncia Visible

¿Qué significa la palabra recidiva? Según la Real Academia de la Lengua Española “es la reaparición de una enfermedad algún tiempo después de padecida”. En nuestro caso, aplicamos el término a la recidiva en ortodoncia, nos referimos a la pérdida del nivel de corrección alcanzado mediante el tratamiento. Dicho de otra manera, la recidiva aparece cuando a un paciente que se le ha hecho un tratamiento de ortodoncia, pasado un tiempo, sus dientes se ven modificados, se han movido, en menor o mayor medida, pero han cedido y cambiado el resultado conseguido con la ortodoncia.

La retención en ortodoncias

Desde que la ortodoncia se empezó a aplicar, el estudio de la recidiva ha sido permanente. El análisis de la retención es la parte del tratamiento ortodóncico en el cual se fijan las garantías de una acción correctiva, intentando que no reaparezcan las características y alteraciones de la oclusión dental que motivaron la corrección.
Posibles causas de la recidiva en ortodoncia son las fuerzas musculares y las fibras periodontales que están en actividad, sufren presiones y fuerzas de la mordida. La manera de morder del paciente puede ser un motivo por el que llega la recidiva, pero también los relacionados con el crecimiento, la maduración de la dentadura… También existe la posibilidad de ser causantes derivados directamente del tratamiento ortodóncico aplicado.

¿Cómo evitar la recidiva en ortodoncia?

Se puede crear un plan de tratamiento basado en el posicionado los dientes en la línea de fuerzas cero, donde las fuerzas musculares quedan anuladas. La contención natural como solución a la recidiva ortodóncica se puede aplicar en la mayoría de los casos.
Además, se puede corregir, tratando con aparatos idóneos para reeducar la dentadura que equilibren la musculatura de la boca. Debemos destacar, que se deben corregir totalmente los malos hábitos para que no dé pie a la recidiva ni a otro tipo de deformaciones en la dentadura como masticar mal, apretar mucho los dientes, etc.
En la mayoría de casos, la mejor solución es que convendría llevar por la noche un aparato, hecho de material termoplástico y que sea removible, de manera temporal (de 1 a 3 años) y que retenga los dientes. Si vemos que al paciente le resulta imposible cualquiera de las anteriores soluciones propuestas o que sus dientes no están en la línea de fuerza cero, deberíamos proceder a colocar un tipo de aparato de contención fija y continua.

¿Piensas que re podemos ayudar con una recidiva ortodóncica?, ¡ven a informarte!