Odontopediatría

La odontopediatría es atención odontológica dirigida a niños y adolescentes. Esta se centra fundamentalmente en la prevención de problemas dentales, por lo cual se trata de una especialidad que promueve la asistencia de los niños a la consulta odontológica desde temprana edad.

  • COMPARTIR:

Con estos planes preventivos se pretende cambiar la tendencia de los padres de llevar a los niños a la consulta odontológica sólo cuando se presenta algún problema. La odontopediatría promueve la educación dental temprana como forma de prevenir patologías dentales posteriores en el niño.

Las diferentes sociedades odontológicas para niños a nivel mundial, así como la Academia Americana de Odontología Pediátrica han recomendado que la primera revisión dental en el niño se realice antes de cumplir el primer año, una recomendación relacionada con la importancia que ha adquirido la prevención dentro del campo odontológico en general y de la odontopediatría en particular.

De esta manera se crea el hábito de asistir regularmente al odontopediatra sin que el niño tenga necesariamente alguna patología, lo cual permite que el niño se acostumbre a ver al dentista como algo natural y le pierda el miedo desde temprana edad.

Así, al llevar a los niños a consulta con el dentista al menos una vez por año, el niño empieza una dinámica educativa y preventiva que le garantizará una boca saludable. En la dinámica también participan los padres, quienes al educarse con el odontopediatra se capacitan para orientar a sus hijos en temas tan importantes como el adecuado cepillado.

Otro tema importante para la odontopediatría es el tratamiento de los dientes de leche. Estos tienen un rol importante en el desarrollo de los pequeños, ya que les ayuda con sus primeras funciones bucales, como hablar y masticar.
Los dientes de leche también guardan el espacio para los dientes permanentes y, dependiendo de cuando los pierdan, pueden ser causa de futuros apiñamientos dentales.

Por ejemplo, al acudir tempranamente con sus hijos al dentista, podrán saber desde cuando cepillar los dientes de estos, aprender la técnica adecuada para hacerlo, con qué frecuencia hacerlo y hasta qué tipo de pasta dental usar. Por todo esto, la recomendación es que los peques vayan a consulta cuando se asome el primer diente de leche.

Llevar a los niños a consulta con el dentista
al menos una vez por año,
el niño empieza una dinámica educativa y preventiva
que le garantizará una boca saludable.

En la dinámica también participan los padres, quienes al educarse con el odontopediatra se capacitan para orientar a sus hijos en temas tan importantes como el adecuado cepillado.

  • COMPARTIR:

Clínica Dental Barcelona dentalkiub

CONTACTO