Brackets Estéticos

Al escoger el tratamiento de ortodoncia con brackets convencionales, aparte las ventajas mencionadas, los pacientes tendrán la oportunidad de elegir entre dos tipos: en porcelana y en metal. Los pacientes que buscan mayor estética se decantarán por la primera opción.

  • COMPARTIR:

En los últimos años, las demandas estéticas de los pacientes adultos y los avances en el campo de los materiales aplicados a la ortodoncia estética han favorecido la innovación en la fabricación de una aparatología más sutil cuyos protagonistas son los brackets estéticos.

En virtud de sus diversas ventajas, estos brackets son altamente demandados en la actualidad porque permiten corregir las maloclusiones por medio de un tratamiento que cuida la estética durante el propio proceso. Los brackets estéticos son fabricados con materiales como metacrilato, porcelana e incluso una mezcla de ambos que favorece aún más la estética del tratamiento.

En un principio estos se hicieron de porcelana y para adherirlos a los dientes se recurrió al composite, material que permitía una unión íntima y sólida entre la porcelana y el esmalte. Entretanto, el composite resultó tan eficiente que generaba problemas cuando llegaba el momento de retirarlos. Para solucionar este detalle, se empezaron a fabricar pero con un diseño de base rugosa para favorecer una aplicación más mecánica.

Como el resto de tipos de brackets, los estéticos tienen sus ventajas y desventajas. Los principales atributos que exhiben estos brackets son sin duda las cualidades estéticas que les dan su nombre. Su color es translúcido o transparente, permitiendo que se disimule eficazmente con el color del diente, lo cual implica un plus estético importante que favorece una sonrisa armoniosa y la seguridad de los pacientes en su vida cotidiana.

En el caso de los estéticos en comparación con los metálicos, de un lado resultan más costosos, tampoco generan desgaste en el esmalte y se retiran sin problemas; pero de otro pueden tener limitaciones si los movimientos a realizar son muy extremos, no favoreciendo mucho el margen de maniobra respecto a las instrucciones que el profesional quiera transmitir.

Por otra parte, la principal desventaja de los brackets estéticos es su tendencia a la tinción. Este tipo de bracket también utiliza ligaduras elásticas que pueden mancharse y que por tanto requieren de cambios regulares para no afectar la estética del tratamiento. También cabe mencionar su coste ligeramente superior respecto a los convencionales y que requieren de un poco más de tiempo para alcanzar los resultados ideales.

Los brackets de cerámica tienen la virtud, por su color, de mimetizarse con el color natural de los dientes, su transparencia les permite adoptar el color natural del diente, no irritan las encías ni las mucosas y su gran resistencia imposibilita una eventual ruptura de la pieza. tecnología y eficiencia que garantiza la estética del tratamiento.

  • COMPARTIR:

Clínica Dental Barcelona dentalkiub

CONTACTO