Brackets Convencionales

Cuando se habla de brackets convencionales se hace referencia a los brackets metálicos propios de la ortodoncia tradicional. Como instrumento terapéutico diseñado para adherirse al diente fue el primero de su tipo, y se caracteriza por ofrecer una gran resistencia y un buen resultado de tratamiento a un precio más accesible en relación a los tratamientos más actuales.

  • COMPARTIR:

A pesar de que en los últimos años ha surgido toda una variedad de tipos de brackets que se adaptan a las características y necesidades de cada paciente, los brackets metálicos convencionales están diseñados para corregir todo tipo de problemas de malposiciones y maloclusiones dentarias, así como para cerrar diastemas, cuadros de sobremordida, los frecuentes apiñamientos dentales, además de permitir también la colocación de los pilares protésicos en una posición más ideal antes de rehabilitar.

Cada tipo de bracket tiene cualidades y ventajas propias, y los brackets convencionales tienen una larga historia de control eficaz del movimiento y posición de las piezas dentales. La técnica consiste en cementar los brackets a los dientes y unirlos mediante el tradicional arco de ortodoncia, aplicando cierta tensión cada determinado tiempo y usando unas pequeñas ligaduras para enlazar todos los brackets.

Se trata de una técnica que se fue popularizando con el tiempo debido a la seguridad y eficacia con la cual conseguía el movimiento y corrección de las maloclusiones.

En la actualidad, los avances científicos y técnicos han permitido diversificar y especializar el campo de la ortodoncia estética. Sin embargo, los brackets convencionales siguen ofreciendo diversas ventajas, como el poder completar tratamientos llevados a cabo previamente con aparatos removibles en pacientes jóvenes. Sin dudas, la gran virtud de estas piezas es su gran resistencia.

En los casos en los que alguna pieza se cae de la boca del paciente y sufre algún daño que pueda vencer su resistencia, estos pueden reponerse fácilmente. Otro mérito que exhiben los brackets tradicionales es que, por su propia forma, permiten detectar de forma más sencilla los restos alimenticios que se han acumulado en el arco y los propios brackets.

Hoy por hoy, existen brackets metálicos de menor tamaño y más cómodos de usar, además de las piezas más actuales que alcanzan mejores y significativos niveles estéticos. No obstante, el modelo convencional sigue siendo atractivo para los más pequeños y los jóvenes, dado que les atrae la posibilidad de escoger los colores que usarán para las gomas de las ligaduras.

  • COMPARTIR:

Clínica Dental Barcelona dentalkiub

CONTACTO