El blog de tu dentista: DENTALKIUB

¿Cuál es mi intención con el blog de tu dentista?

Quiero compartir contigo algunos consejos sobre cómo mantener la higiene bucodental. También te mostraré lo que se necesitas para mantener una sonrisa perfecta y saludable.

Como sabes, la higiene dental es una parte importante de nuestras vidas, por lo que a mi entender es importante que pongamos a tu disposición este blog donde subiremos publicaciones para compartir cómo mantenerse al día con tu salud bucodental.

Y es que la salud dental no consiste únicamente en cepillarse los dientes correctamente. Para garantizar una buena salud bucal, es importante, entre otras cosas, visitar a tu dentista de forma regular y seguir las instrucciones que te proporcionará tu dentista de entre la gran variedad de clínicas dentales de calidad que existen.

Si bien la mayoría de las personas saben que deben cepillarse los dientes tres veces al día con pasta de dientes, usar hilo dental todos los días y visitar al dentista con regularidad, pocas personas saben qué más pueden hacer para mantener los dientes sanos y es justo esto y muchos temas más los que vamos a tratar en este blog.

Y es que mejorar la salud bucal es importante para la salud general de tu cuerpo. Esta guía te ayudará a comprender cómo cuidar tus dientes y encías.

A partir de aquí voy a tratar diferentes temas para mejorar nuestra comunicación en cuanto a nuestra salud bucodental.

carillas estetica ortodoncia
carillas estetica ortodoncia

¿Es recomendable en personas jóvenes la dentadura postiza?

Las piezas dentales que se vamos perdiendo con el tiempo, si no pueden regenerarse, pueden suplirse con prótesis que recuperen la estética y la funcionalidad. Encontramos a muchas personas mayores con prótesis dental o dentadura postiza que esta les ha devuelto una sonrisa bonita y la función de masticar. Lo cierto es que existen diversas causas por las que podemos perder un buen número de piezas dentales siendo aún jóvenes. Pero, ¿es esto recomendable? ¿Existen alternativas para personas jóvenes a la dentadura postiza?.

Alternativas para personas jóvenes con dentadura postiza

Puede ser relativamente frecuente encontrar a personas jóvenes con dentadura postiza debido a traumatismos, enfermedades periodontales u otras causas. Por supuesto, puede ser una solución, pero existen alternativas y para conocerlas lo mejor es ponerse en manos de un odontólogo profesional que nos asesore. En función de la severidad del caso, será él quien nos proponga las mejores opciones para recuperar la mordida y estética bucal.
Una prótesis dental o, dentadura postiza, como se le conoce popularmente puede ser una solución cuando ya no conservamos nuestras piezas dentales. Los profesionales odontólogos siempre vamos a recomendar conservar los dientes propios en la medida de lo posible, antes de nada. Por eso, lo habitual, siempre que existan opciones, es aplicar implantes dentales en piezas sueltas, ya que es un tratamiento mucho más saludable.
Las prótesis son más económicas, pero los implantes dentales son mucho más estéticos y, lo mejor, mucho más funcionales. Gracias a los implantes podemos llegar a recuperar toda la fuerza de la mordida. Por el contrario, eso sí, el tratamiento es más largo e invasivo que si, simplemente, optamos por una dentadura removible o fija.
Sin duda, es la mejor alternativa a la dentadura postiza para jóvenes y personas de mediana edad. Generalmente, no hay ningún problema para aplicar esta técnica de implantes dentales en personas jóvenes. La calidad y cantidad de masa ósea suele ser buena en la mayoría de los casos y es lo que se necesita para un tratamiento con implantes.

En cualquier caso, lo ideal es que sea tu dentista de confianza quien te recomiende el tratamiento que mejor se ajusta a tus necesidades. Pero los implantes dentales son la mejor alternativa para personas jóvenes a la dentadura postiza. Si te encuentras en esta situación, pide cita o pásate por nuestra clínica y estudiaremos tu caso. ¡Te esperamos!

Piorrea, causas y tratamiento
Piorrea, causas y tratamiento

Colmillos montados y cómo sacar colmillo de la encía

Los colmillos son las piezas dentales que más tardan en erupcionar y suelen presentar bastantes conflictos y trastornos en su fase inicial de crecimiento. Los caninos superiores o colmillos salen en la pubertad, sobre los doce años, y en muchas ocasiones crecen en una posición elevada por encima de la alineación dental común. Para corregirlo se puede aplicar un tratamiento sin necesidad de extracción, a través de ortodoncia y otros medios. Por otro lado, en casos de apiñamiento severo, se puede sacar el colmillo de la encía mediante la extracción.

Tratamiento para sacar un colmillo de la encía

Los caninos montados o elevados erupcionan en muchos pacientes en una posición anormalmente elevada en la encía. Entonces, se debe aplicar el tratamiento idóneo para lograr una alineación correcta de las piezas dentales. Cuando esto ocurre, pueden surgir problemas de maloclusión, ya que los colmillos hacen de guía para una oclusión cabal.
Los tratamientos que suelen emplearse van en función de la situación en cada caso. Cuando el problema es leve, puede corregirse la posición de los caninos mediante un aparato extensor del paladar. Lo que hace este instrumento es aumentar el tamaño del paladar, en consonancia con la arcada opuesta. Tu odontólogo será quien decida, tras el correspondiente análisis, si este método es suficiente o se necesitará sacar el colmillo de la encía.

En caso de necesitar un tratamiento mediante extracciones dentales, normalmente son los primeros premolares los que se extraen. Esto es algo que no afecta a nuestra mordida, ya que contamos con dos premolares a cada lado. Cuando el paladar del paciente cuenta con las dimensiones correctas del paladar, pero presenta apiñamiento severo, la alternativa es sacar el colmillo de la encía. Por último, cabe destacar que, independientemente de que se extraiga o no el canino, suelen aplicarse además tratamientos ortodóncicos.

Puedes contar con nosotros, nuestra experiencia y nuestro equipo de profesionales para ayudarte a recuperar tu sonrisa. ¿Hablamos?

dientes oscuros y separados
dientes oscuros y separados

¿Por qué el café mancha los dientes?

Si eres de los que necesita un café para afrontar el día, deberías saber cómo afecta esta sustancia porque el café mancha los dientes.
Te contamos por qué el café provoca esta poco deseable tinción y cómo podemos evitarlo.

Buena parte de la población adulta consume café a diario, oscureciendo poco a poco nuestras piezas dentales y deteriorando el esmalte. La tinción dental se produce a largo plazo al perder el esmalte su brillo, provocando que los dientes vayan palideciendo o amarilleándose.

El café mancha los dientes. ¿Cómo afecta al esmalte?

Lamentablemente, es un hecho que el café tiñe nuestros dientes haciendo que perdamos el brillo del esmalte y afeando la dentadura. Lógicamente, es una cuestión estética, pero ¿cómo afecta realmente a nuestros dientes? ¿únicamente tiñe el esmalte o también lo perjudica?.

El café es una sustancia que, más allá de oscurecer el esmalte y teñir los dientes, no es en sí abrasiva ni invasiva. Por tanto, podemos decir que el café mancha los dientes, pero no perjudica a la calidad del esmalte aparte de provocar ese poco deseable tono amarillo. Aunque, si aprecias que tus dientes han perdido su blanco natural, siempre es buena idea consultar a tu dentista de confianza para que pueda asesorarte.
Para evitar esto, tampoco es necesario eliminarlo de nuestra dieta, pero sí podemos reducir su consumo. Además, evidentemente, de mantener una buena y regular limpieza bucodental. Si somos consumidores habituales de café, limpiarnos los dientes cada vez que consumamos esta sustancia contribuirá a reducir sus efectos de tinción. Como siempre, más en este caso, no está de más complementar la limpieza con hilo dental o cepillos interdentales para llegar a lugares menos accesibles.

Ahora ya sabes que el café mancha los dientes, provocando que tu sonrisa no sea la misma, pero no será el causante de ninguna enfermedad. No obstante, si necesitas consultarnos cualquier cosa al respecto ¡estaremos encantados de poderte ayudar!

muela picada
muela picada

¿Cuántas muelas tenemos sin contar las del juicio?

¿Cuántas muelas tenemos? es una pregunta recurrente que seguro te has formulado que en más de una ocasión. O ¿Con cuántos dientes contamos en total? El número de piezas dentales depende principalmente de la edad, ya que varía en las distintas fases de nuestra vida. Hay que tener en cuenta la dentición temprana, dientes de leche y muelas de juicio. En todos los casos, son piezas que se pierden o no llegan a erupcionar, por lo que afecta al número total de dientes.

Cuántas muelas tenemos y cuál es su función

Las muelas se localizan en los maxilares, formando parte del sistema óseo de los seres humanos y empiezan a erupcionar en edades muy tempranas. En una primera etapa infantil, aparecen los llamados dientes de leche, siendo sustituidos posteriormente por los molares definitivos. En total, serían 20 dientes (10 en la parte superior y otros tantos en la inferior) que se pierden alrededor de los 6 años de edad. Después, hasta la adolescencia temprana, van perdiéndose y remplazándose por los dientes permanentes.

En el caso de los adultos, la mayoría cuenta con 32 piezas dentales. De estas, 8 son los incisivos, 4 caninos, y 8 las que se corresponderían con los premolares. Y, si te estás preguntando cuántas muelas tenemos, las 12 piezas restantes serían los molares. Eso sí, es importante saber que dentro de esas 12 piezas dentales que contamos como molares, incluyen las muelas del juicio. Estas suman un total de cuatro, y la mayoría de personas en etapas adultas terminan perdiéndolas. Algo muy común, que se produce al carecer de espacio suficiente para que crezcan y se desarrollen normalmente, lo que provocaría la desalineación de los demás dientes.

El cuantas muelas tenemos es determinado principalmente por sus funciones principales, que son desgarrar (junto a los caninos) el alimento y triturar el mismo para una ingesta cómoda. Esto hace que el proceso de digestión sea el correcto, al deglutir partes de alimento con un tamaño adecuado para ello.

¿Sabías que tenemos 30 muelas en la boca, pero solo 18 se utilizan para masticar alimentos. Las muelas del juicio no se incluyen en este recuento? más abajo te doy más detalles?

Como habrás podido observar, a la pregunta de cuántas muelas tenemos, habría que responder en base a la edad de cada persona. Así, una persona menor de 20 años tendrá 4 muelas abrasivas, mientras que una persona que tenga entre 20 y 30 años tendrá 6 muelas abrasivas (incluidas las muelas del juicio). Finalmente, una persona mayor de 30 años tendrá 8 muelas abrasivas (incluidas las muelas del juicio).

Las principales funciones de cada diente son:

  • Los incisivos sirven para cortar alimentos en trozos pequeños.
  • Los caninos sirven para abrir alimentos, más concretamente carne o fruta.
  • Los premolares están destinados a triturar y desgarrar alimentos.
  • Los molares sirven para masticar los alimentos en trozos más pequeños para que puedan ser digeridos por el estómago y los intestinos.

Si necesitas saber más, estamos a tu entera disposición. ¡Llámanos!

Curetaje dental
Curetaje dental

¿Qué es un curetaje dental?

También llamado raspado, el curetaje dental es una limpieza dental más profunda realizada por un profesional con el objetivo de eliminar la placa bacteriana. El sarro o placa es el causante de enfermedades periodontales, como la gingivitis o la periodontitis. Un curetaje dental periódico puede evitar este tipo de patologías que afectan sensiblemente a nuestras encías.

En qué consiste un curetaje dental

El alisado radicular, como también se conoce al curetaje, se aplica principalmente en pacientes afectados por la periodontitis. Una enfermedad que afecta a los tejidos blandos que rodean los dientes, provocada por la acumulación de sarro. Este, se extiende hasta el interior de las encías (parte subgingival) formando las bolsas periodontales.
El curetaje dental forma parte de un proceso en el que se realizan más acciones para completar el tratamiento contra esta patología. Ya no estamos hablando de un tratamiento preventivo, sino que se aplica cuando la placa bacteriana ha alcanzado la raíz del diente. Y, de no ser tratado a tiempo, se puede llegar a perder la pieza dental.

Habitualmente, para realizar un curetaje dental es necesario aplicar anestesia local, ya que puede llegar a ser un proceso un tanto doloroso. Por norma general, el tratamiento se repite cada seis meses, aunque depende de lo que requiera cada caso para estabilizar la enfermedad de las encías. ¡Veamos en qué consiste el tratamiento!

Un curetaje dental se compone, a grandes rasgos, de dos fases bien diferenciadas: el raspado y el pulido de dientes.

  1. Raspado: primeramente, se emplea el uso de un raspador de ultrasonido con el fin de eliminar de forma masiva el grueso del sarro. Después, con ayuda de instrumentos manuales especializados (como las curetas, entre otros) se afina un poco más la limpieza de restos que aún pudieran quedar
  2. Pulir los dientes: on el pulido de los dientes, tanto en su parte coronal como en la raíz, se consigue una superficie totalmente lisa y eliminar las manchas. Al pulir imperfecciones y mantener las piezas dentales lisas, la acumulación de placa es menos probable que se produzca

La inflamación y el sangrado de las encías son algunos de los síntomas más visibles de sufrir periodontitis y, por tanto, señal de necesitar un curetaje dental. Si notas alguno de estos indicios, lo mejor es que consultes a un especialista. En Dentalkiub, ponemos toda nuestra experiencia y dedicación para darte el mejor servicio. ¡Te esperamos en nuestra clínica!

Sabor metálico en la boca
Sabor metálico en la boca

¿Por qué tengo dolor de muelas al morder?

El dolor de muelas al morder puede deberse a diferentes causas, como caries, bruxismo, periodontitis o un trauma. Te explicamos todas estas causas que pueden estar provocando esa molestia al masticar. Si cuando masticas sientes dolor, puede ser un indicio de sufrir algún tipo de patología dental. Por eso, lo más recomendable es acudir a tu dentista para que pueda realizar un diagnóstico y aplicar un tratamiento acorde.

Causas del dolor de muelas al morder

Los síntomas que nos alertan de esta dolencia son dispares, pero todos bastante evidentes. Dientes sensibles a alimentos y bebidas (muy frías o muy calientes), inflamación de los tejidos blandos, sangrado y el propio dolor al masticar, son algunos de ellos. Vamos a ver cuáles son las principales causas que provocan el dolor de muelas al morder o masticar.

Tras un empaste

Puede ocurrir que, tras habernos realizado un empaste, quede alto y choque al masticar, lo que puede provocar ciertas molestias en el paciente.

Caries

Las caries pueden llegar a provocar una pulpitis, que afecta directamente al nervio (vía acceso coronario) provocando la inflamación de la pulpa dentaria.

Periodontitis

Esta enfermedad dental se produce cuando la placa bacteriana alcanza la raíz del diente. En una fase avanzada, puede ser causante del dolor de muelas al morder.

Traumatismo

Cualquier pequeña grieta o fisura en una pieza dental generada como consecuencia de un fuerte golpe puede ser causante del dolor al masticar. En ocasiones, el dolor termina remitiendo, pero el nervio puede haberse visto afectado siendo necesaria una endodoncia.

Bruxismo

Si padecemos bruxismo, es decir, apretar o rechinar los dientes mientras dormimos, se acaba produciendo una carga oclusal extra sobre nuestras muelas.

Estos son algunos de los motivos por los que tengamos dolor de muelas al morder. Aunque existen muchas otras causas o ser indicativo de patologías más severas. Es por esto que, ante cualquier señal, recomendamos consultar con un odontólogo. Puedes llamarnos o pasarte directamente por nuestra consulta si necesitas atención. ¡Te esperamos!

muela picada
muela picada

¿A qué puede deberse un bulto en la encía?

Molestia, irritación, dolor… son algunos de los síntomas que notamos cuando aparece un bulto en la encía. La mayoría de los casos no presenta un problema severo, pero la recomendación es siempre acudir a tu odontólogo de confianza. En ocasiones aparece de forma casi repentina; otras, en cambio, va surgiendo tras unos días de molestias. Sea como sea, las razones por las que se produce son múltiples así que, te las contamos a continuación.

Motivos por los que puede aparecer un bulto en la encía

Como decimos, los motivos pueden ser diversos; un fibroma, una fístula, una muela del juicio… Te explicamos cada una de las causas más frecuentes que provocan que nos salga un bulto en la encía. Principalmente, son dos o, mejor dicho, las agrupamos en dos:

  1. Fibroma:

    Se trata de un bulto duro y de forma bastante simétrica, redondeada, que aparece frecuentemente en las encías, aunque también se localizan en labios y lengua. No suele ser excesivamente doloroso, pero sí molesto, llegando a sentir bastante irritación y escozor en la zona. No es de tipo infeccioso y se trata de forma sencilla, extirpando el bulto y saneando bien el área afectada

  2. Fístulas:

    Los abscesos o fístulas son una pequeña herida por la que suele supurar pus, por lo que, al contrario que en los fibromas, hablaríamos de un proceso infeccioso. Las causas que provocan estos abscesos son muy diferentes. Puede ser por caries (acumulación de bacterias), problemas de endodoncia (aún hay presentes bacterias en una pieza dental) o por una mala erupción de las muelas del juicio

Si te preguntas como prevenir que nos salga un bulto en la encía, lo mejor es mantener una buena higiene bucal. Cepillarse los dientes tras cada comida es muy importante, pero no olvides utilizar hilo dental y complementar la limpieza con algún tipo de enjuague bucal. Por último, visitar de forma periódica a una revisión odontológica es un hábito recomendable para evitar complicaciones futuras. ¡Te esperamos!

Dientes de leche
Dientes de leche

Qué es la exodoncia compleja

Una exodoncia es uno de los tratamientos más frecuentes en odontología y es a lo que coloquialmente nos referimos como sacar una muela o diente. Un método relativamente sencillo, realizado con anestesia local y que actualmente no supone casi dolor para el paciente, a excepción de pequeñas molestias a posteriori. Pero, existen la exodoncia simple y la exodoncia compleja, que es de la que hablaremos en este artículo.

¿En qué consiste la exodoncia compleja?

La exodoncia compleja es aquella en la que se considera necesario intervenir quirúrgicamente al paciente, una vez observadas ciertas dificultades para realizar una exodoncia simple. Eso sí, habitualmente se trata de una cirugía menor en la que se aplica una anestesia local más potente. Se hace así porque la intervención puede dilatar su duración, ya que se empieza por realizar una incisión en la encía para proseguir con el tratamiento pertinente.
En función del estado de la pieza, pueden aplicarse una de estas dos técnicas: una ostectomía o una odontosección. La ostectomía consiste en retirar parte de una zona del hueso maxilar. La odontosección es una técnica que lo que hace es fracturar de forma intencionada una pieza dental para facilitar su extracción. Después, se procede a desinfectar el alvéolo dentario y se sutura lo que se denomina el colgajo, que no es otra cosa que la parte de la encía que se apartó al realizar la incisión.

A pesar de denominarse exodoncia compleja, no es para nada una intervención quirúrgica complicada. Además, no requiere mucho tiempo ni largos procesos. Es cierto que, si existen otras complicaciones, hablaríamos ya de la exodoncia quirúrgica. Esta se refiere a exodoncias cordales más complejas y que conllevan un proceso más delicado y extenso.

Esperamos que el artículo te haya ayudado a saber qué es una exodoncia compleja. Ponemos a tu disposición el espacio, la instrumentación, la atención y nuestra experiencia para el tratamiento que necesites. ¡Llámanos!

Irrigador bucal
Irrigador bucal

Cómo elegir un irrigador bucal

La higiene de la boca es importantísima para mantener en buen estado nuestra salud bucodental. Limpiarse correctamente los dientes después de cada comida, así como incidir en los espacios interdentales con la ayuda de determinados útiles es fundamental. El irrigador bucal se ha convertido en uno de esos útiles cada vez más demandados para mantener a raya la placa bacteriana. Te contamos sus características y cómo elegir el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Irrigador bucal: el utensilio ideal para complementar la higiene dental

Un irrigador dental es un instrumento de limpieza oral que basa su funcionamiento en un sencillo sistema de agua a presión. Su sistema de irrigación, propulsa un chorro de agua que elimina de forma muy eficiente la placa bacteriana. Es perfecto como complemento al cepillado de los dientes, ya que llega a zonas de difícil acceso donde el cepillo no alcanza. Estas zonas, inaccesibles para un cepillo convencional, son las bolsas periodontales y, sobre todo, la línea de las encías.

Este utensilio consta de un depósito para el agua, una bomba y una boquilla a través de la cual se aplica el chorro de agua a presión. Una característica importante con la que cuentan es que permite regular la intensidad del chorro. Es ideal para todo el mundo, pero en especial, está recomendado para personas con algún tipo de ortodoncia.

Existen tres tipos de irrigadores para según qué casos y ocasiones: sobremesa, portátil y sin motor. El de sobremesa está pensado para su uso en casa, ya que es más voluminoso, necesita recargarse eléctricamente y es el que cuenta con mayor número de complementos. El portátil es ideal para viajes o incluso para llevarlo al trabajo. Cuenta con una batería y es muy cómodo y práctico. El irrigador sin motor incluye diversos cabezales y se conecta directamente al grifo.

Ahora ya sabes lo que es un irrigador bucal y qué tipos existen. Es un complemento recomendable especialmente para aquellas personas con tratamientos ortodóncicos. Los puede usar todo el que quiera, pero es aconsejable hacerlo con mesura y no más de cinco minutos para no dañar las encías. Si necesitas asesoramiento al respecto, ¡cuenta con nosotros!

Beneficios de masticar chicle sin azúcar
Beneficios de masticar chicle sin azúcar

Cómo se realiza una limpieza bucal

Seguro que más de una vez has ido al dentista para un tratamiento sencillo y, al finalizar el mismo, te han hecho una limpieza bucal. Ya que una limpieza es algo que olvidamos y que los expertos aconsejan realizarla una o dos veces al año, por lo que la mayoría de odontólogos aprovechan nuestra visita para recomendarnos una limpieza dental. A continuación, os detallamos cómo se realiza paso a paso.

La Limpieza dental o bucal, paso a paso

Previo a la realización de la limpieza, el dentista descartará la posibilidad de existencia de enfermedades periodontales. Después, comenzará con la limpieza bucal, cuyo fin es suprimir el sarro y la placa en dientes, línea gingival, así como en los espacios interdentales. Hablamos de una operación sencilla, indolora y que no le llevará al odontólogo más que unos minutos realizarla.
Con ayuda de un útil llamado cureta, se procede a eliminar sarro y placa bacteriana, empezando generalmente por la línea de las encías. Después, con los cepillos interproximales se procede a limpiar los espacios interdentales. En caso de ser necesario, el odontólogo aplicará una solución con un bicarbonato específico para eliminar manchas causadas por la ingesta de alimentos con pigmentos. Esto se hace utilizando agua a presión.

La limpieza bucal, como tal, estaría finalizada con esto. Pero siempre va acompañada del pulido de dientes, donde el dentista una pasta con flúor, quedando así los dientes lisos y blanqueados. Posteriormente, se suele aplicar un gel antinflamatorio para paliar las molestias que puedan producirse a posteriori del tratamiento. Esto, además, evita que las encías se inflamen, algo habitual en buena parte de los pacientes tras la limpieza dental.

Desde Dentalkiub, te recomendamos una limpieza bucal, como mínimo, una vez al año. No olvides que es un tratamiento muy sencillo y que apenas genera molestias. Llámanos para pedir cita para la limpieza o pásate por nuestra clínica. ¡Tus dientes lo agradecerán!