El blog de tu dentista: DENTALKIUB

Periodoncia
Periodoncia

¿Cuáles son los nombres de los dientes y qué funciones tiene cada uno?

Una persona adulta cuenta, de forma natural y sin contar con las muelas del juicio, con 32 piezas dentales. Los dientes desempeñan funciones esenciales para el ser humano, especialmente, la masticación y el habla. Cada uno cuenta con características propias y cumple con una función específica. ¿Quieres saber los nombres de los dientes y para qué sirve cada uno? Pues, ¡vamos a ello!

Estos son los nombres de los dientes y las funciones que desempeñan

Cada diente tiene su nombre o, mejor dicho, existen grupos de piezas dentales que tienen nombres y funciones específicas. A continuación, describimos los nombres de los dientes y sus funciones.

Incisivos

Los dientes incisivos son los primeros en aparecer tras los dientes de leche o dientes primarios. Contamos con ocho incisivos, cuatro superiores y cuatro inferiores, y se localizan en la parte central de la boca. Están preparados para cortar el alimento.

Caninos

Tenemos un total de cuatro caninos (2 superiores, 2 inferiores) y su función es la de desgarrar la comida. Los encontramos justo a continuación de los incisivos.

Premolares

Los dientes premolares se encuentran a continuación de los caninos y antes de los molares. Tenemos un total de ocho premolares (cuatro superiores y cuatro inferiores). Con una superficie de mordida plana, trituran el alimento para facilitar su deglución.

Molares

Son las piezas dentales de mayor tamaño y también son las más fuertes. Son ocho los molares con los que contamos y que tenemos más asociados a la masticación. Sus funciones: moler, masticar y triturar los alimentos.

Las Muelas del juicio son las que no olvidarás entre todos los nombres de los dientes

También llamados cordales, son las últimas piezas en erupcionar (sobre los 18 años) y generalmente se extraen porque suelen provocar desplazamiento en otros dientes. Son cuatro, en total.

Ahora ya sabes cuáles son los nombres de los dientes y las específicas e importantísimas funciones que desempeña cada grupo. Esperamos que te haya resultado interesante el artículo. Y recuerda: una buena salud bucodental y el cuidado de tus dientes, contribuirá a tener una sonrisa perfecta. Así que, no dudes en contactar con nosotros para pedir cita o consultarnos cualquier duda. ¡Te esperamos!

Pericoronaritis
Pericoronaritis

Qué es y cómo se trata el épulis dental

En el artículo de hoy hablaremos del épulis dental, un quiste que se forma en la encía o en los tejidos blandos de la cavidad bucal. Esta protuberancia de la encía se presenta inicialmente como una pequeña llaga y tiene un crecimiento rápido. Es muy importante tratarlo, ya que, aunque en la mayoría de los casos tiene carácter benigno, puede llegar a convertirse en un tumor maligno.

Causas, tipos y tratamiento del épulis dental

El épulis está causado principalmente por dos motivos: los roces y molestias producidos por dentaduras mal ajustadas y los cambios hormonales en periodos de gestación. En el primer caso, pacientes cuyas dentaduras no están ajustadas correctamente y que sufren la irritación que se produce al hablar o comer. Una irritación que se da en los tejidos blandos de la boca que, con el tiempo, pueden derivar en el épulis gingival. Durante el embarazo, al igual que en muchos casos aparece la diabetes gestacional, también pueden presentarse complicaciones en las encías, como el épulis dental.

El épulis bucal se clasifica en los siguientes tipos:

  • Épulis fisurado. Es el tipo de épulis más común provocado, como hemos dicho, por la irritación de dentadura postiza
  • Épulis del embarazo. El incremento de hormonas de la mujer (estrógenos), dado en el periodo gestacional, puede causar el épulis que, generalmente, desaparece espontáneamente tras el parto
  • Épulis congénito. Puede aparecer en el recién nacido, causando molestias en la respiración y alimentación del bebé. Aunque también suele desaparecer de forma natural, es recomendable consultar con un pediatra que valore la posibilidad de extirparlo
  • Épulis de células gigantes. Aparece en las personas más jóvenes, debido a algún tipo de tratamiento dental que se les haya aplicado

El tratamiento del épulis no es otro que extirparlo mediante una intervención quirúrgica. Excepto en el caso de las embarazadas, donde desaparece de forma natural. El proceso comienza diagnosticando la lesión mediante biopsia y, en caso de ser necesario, extirparlo. Tal y como ya hemos explicado, hay que tener muy presente que se trata de una protuberancia susceptible de convertirse en tumor cancerígeno.

Para evitar el épulis dental, es importante acudir a revisiones periódicas de odontología, mantener una buena salud bucodental y, en caso de llevarla, cuidar la dentadura postiza. ¿Alguna duda respecto a bultos en las encías o con tu salud oral? ¡Contacta con nosotros!

Beneficios de masticar chicle sin azúcar
Beneficios de masticar chicle sin azúcar

¿A qué se debe la lengua agrietada?

La lengua agrietada, también conocida como lengua fisurada, se trata de una enfermedad que no reviste ninguna gravedad y que no es contagiosa. La lengua agrietada es una patología que no es dolorosa, pero sí que resta cierta estética a nuestra boca. Aquellas personas que la padecen presentan múltiples pequeñas fisuras o grietas, generalmente, en la parte superior de la lengua.
Hoy, os explicamos por qué se produce y cómo podemos tratarla.

Cómo tratar la lengua agrietada

La lengua agrietada, o fisurada o escrotal, no conlleva riesgo alguno para la salud del paciente. Poco más allá de ser un problema estético, en casos puntuales puede producir halitosis. Lo más habitual es que esas fisuritas se manifiesten en el dorso de la lengua y, ocasionalmente, en los laterales de la misma. Los síntomas aparecen en forma de inflamación, ligera molestia o dolor y mal aliento.

Las causas de la lengua agrietada son múltiples, aunque las más comunes son:

  • Genéticas: al igual que ocurre con un gran número de enfermedades, esta patología suele darse en personas con cierta predisposición genética a padecerla
  • Déficit alimentario: puede aparecer a consecuencia de tener un déficit vitamínico determinado
  • Hábitos alimentarios de comidas ácidas, picantes, excesivamente saladas, etc., también pueden terminar provocando fisuras en nuestra lengua
  • Etapas de estrés o el consumo habitual de alcohol y tabaco, provocan sequedad en la boca, favoreciendo la aparición de las grietas

En cuanto a lo referido a los tratamientos para sanar la lengua agrietada, realmente no existe ninguno en concreto. Más bien, se trata de evitar todo aquello que pueda hacer que terminen apareciendo las grietas en la lengua. Por tanto, teniendo en cuenta algunas de las causas que provocan la enfermedad, te dejamos las siguientes recomendaciones.

  • Evita fumar y el consumo frecuente de alcohol, ya que son causantes de muchas infecciones bucales
  • Reduce el consumo de alimentos demasiado salados, ácidos y picantes, ya que son comidas que pueden producir la irritación, inflamación o sensibilidad lingual
  • Como siempre, acude a revisión con tu dentista de confianza y extrema tu salud bucodental. Acostúmbrate a cepillarte después de cada comida y acompañar la limpieza con el hilo dental. Así evitarás el riesgo de infecciones, mal aliento y lengua agrietada
  • Si tienes cualquier consulta o duda acerca de la lengua agrietada, ¡cuenta con nosotros!

Qué es la cirugía maxilofacial y cuándo es necesaria

La cirugía maxilofacial es una especialidad que estudia, diagnostica, previene y trata enfermedades relacionadas con la cavidad oral. Del mismo modo, trata también patologías vinculadas con el esqueleto facial y las estructuras cervicales relacionadas con este. Veamos cuáles son las patologías más comunes que necesitan ser tratadas con este tipo de cirugía.

¿Cuándo es necesaria la cirugía maxilofacial?

Mandíbula, cabeza y cuello son algunas de las partes del cuerpo humano que son tratadas por la especialidad maxilofacial y requieren intervención quirúrgica. Entre otras, extracciones de piezas dentales complicadas, injertos óseos, implantes, etc. A continuación, describimos los principales casos en los que son necesarios intervenir a través de la cirugía maxilofacial.

Pérdida ósea con necesidad de cirugía maxilofacial

La pérdida o falta de hueso del maxilar o la mandíbula puede llegar a hacer perder una o varias piezas dentales a una persona. Es una de las patologías que pueden requerir cirugía maxilofacial para tratarla.

Complicaciones en mucosa oral y glándulas salivares

Existe un gran número de enfermedades sistémicas que se manifiestan a través de la mucosa oral, algunas con potencial de convertirse en lesiones tumorales.

Problemas de articulación temporomandibular (ATM)

También trata las patologías de origen traumático, autoinmunes e infecciosos. Y muy frecuentemente, aquellas alteraciones de la estructura mandibular que complican funciones básicas como la masticación o el habla.

Traumatismos

Los traumatismos faciales, golpes o roturas en los dientes debilitan la estructura del mismo, provocando pérdida ósea.

Afecciones tumorales en cabeza y cuello

La cirugía maxilofacial también trata tumores generados en boca, cuello, cara y cabeza.

La cirugía maxilofacial u ortognática consiste en cuatro fases. Primero se realiza un diagnóstico mediante radiografías faciales, estudio de tejidos blandos y estudio tridimensional para ver la raíz del problema. Después, se realiza una ortodoncia para rectificar una determinada maloclusión. De ser necesaria una intervención quirúrgica, se hace con anestesia general y consiste en colocar correctamente la oclusión dental. Por último, la fase de postoperatorio que puede ser de semanas o meses en función de la capacidad y ritmo de recuperación del paciente.

En nuestra clínica, contamos con todo tipo de especialidades para tratar tu problema. No dudes en contactarnos para cualquier consulta o pedir cita con nosotros.

¿Cuál es el tratamiento para los dientes podridos?

Tener los dientes podridos es un problema bastante doloroso -y vergonzoso, si se localiza en la parte frontal-. No es grave, pero sí estaríamos hablando de un grado de deterioro bastante significativo como consecuencia de caries sin tratar y una higiene bucodental deficiente. En este post, te explicamos por qué se produce esta patología y qué tipo de tratamiento suele aplicarse en estos casos.

Tratamiento y prevención de los dientes podridos

El consumo relativamente habitual de alimentos azucarados o almidonados y no mantener una buena rutina de higiene bucal, termina por provocar dientes con caries. Cuando esa caries no se trata, termina derivando en lo que se viene a llamar dientes podridos. La sensibilidad dental, el dolor de dientes, dolor al ingerir alimentos fríos o calientes, son algunos de los síntomas de padecer una caries avanzada. La infección producida puede llegar a la pulpa del diente, causando mucho dolor y menoscabando nuestra capacidad para comer. Si no ponemos solución a esto, esos dientes podridos terminan rompiéndose o, incluso, cayéndose.
Por tanto, el tratamiento dependerá del alcance de la caries. Si no ha llegado a afectar a la pulpa, se elimina el tejido afectado y se aplica un empaste de composite. En caso de ser una muela, se realizará una reconstrucción de la misma siempre y cuando, como decimos, la caries no haya llegado a la raíz dental. Esto, se acompañaría de una funda o corona, si la pieza ha sufrido la pérdida de excesivo volumen. Sin embargo, cuando el problema es más severo, el tratamiento habitual es la extracción de la pieza afectada y su sustitución por un implante dental.

En cuanto a la prevención, teniendo en cuenta que se trata de un problema causado por un estado avanzado de caries, lo mejor es mantener una buena higiene oral diaria. El flúor contribuye a fortalecer el esmalte de los dientes, lo que dificulta la acción nociva de las caries. Ayúdate en tu limpieza diaria con hilo dental, cepillo interproximal, irrigador bucal y enjuagues bucales.

Como siempre, te aconsejamos no esperes a que el problema vaya a más y acudas a tu dentista al notar el menor síntoma. Por nuestra parte, estaremos encantados de hacerte una revisión para valorar el alcance de la caries. ¡Te esperamos!

desgaste dental carillas
desgaste dental carillas

Tratamiento para corregir la mordida abierta

Hablamos de mordida abierta cuando se produce la imposibilidad de contacto de los dientes de la arcada superior con los de la inferior. Una alteración facial que impide cerrar los dientes frontales o posteriores. Además de ser un problema estético, afecta a funciones básicas como la masticación o la dicción. A continuación, te explicamos los tratamientos para corregir esta maloclusión.

¿Cómo se corrige la mordida abierta?

La mordida abierta, la sobremordida, el apiñamiento dental o la mordida cruzada están entre los tipos de maloclusiones más frecuentes. Este tipo de patologías tienen diversas causas y, en caso de ser posible, lo recomendable es abordarlas en la infancia. En edades tempranas, cuando las piezas dentales se están desarrollando inicialmente, el hábito de chuparse el dedo o morder objetos puede desembocar en mordida abierta. Otra causa para que las arcadas dentarias se separen es la posición incorrecta de la lengua al tragar o al hablar. La genética también puede causar un desarrollo inusual de los huesos de la mandíbula. Por último, la maloclusión puede darse igualmente en personas con trastornos en la articulación temporomandibular (ATM).
En la mayoría de pacientes, la mordida abierta puede corregirse mediante métodos de ortodoncia, siendo menos frecuente el tener que recurrir a la cirugía maxilofacial. Veamos, por tanto, qué tipo de tratamiento da solución a este problema, en base a la edad del paciente y la severidad de la patología.

Ortodoncia

En edades más tempranas, se emplea el uso de la ortodoncia interceptiva o infantil, que guía el desarrollo de los huesos maxilares. En pacientes adolescentes y en edad adulta, se aplican técnicas ortodoncistas para corregir la maloclusión. Eso sí, siempre que esta sea leve ya que, al estar los huesos completamente desarrollados, apenas hay margen para corregirlos.

Cirugía ortognática

Este tipo de cirugía trata de conseguir el equilibrio entre los rasgos faciales y se aplica en casos de mordida abierta muy severa. Suele combinarse con un periodo de ortodoncia previo y posterior a la cirugía. Primero, el tratamiento ortodóncico corrige la posición de cada pieza dental; después, la cirugía modifica el tamaño y la posición de mandíbula y maxilar. Tras un periodo de tiempo, generalmente un año, vuelve a aplicarse la ortodoncia para armonizar por completo la dentadura.

En nuestra clínica estudiamos y diagnosticamos cada caso de forma personalizada, para que recuperes la funcionalidad y estética de tu dentadura. Ahora que ya sabes qué es la mordida abierta, no dudes en llamarnos si piensas que puedes padecer esta patología. ¡Contacta con nosotros!

Cómo aliviar la sensibilidad dental

El desgaste del esmalte, las caries o la exposición de la raíz dental de una pieza producen la sensibilidad dental. Comer, beber o cepillarte los dientes pueden provocar un dolor bastante intenso en algunas piezas dentales. La sensibilidad dental es una dolencia muy común entre la población adulta y sobre la que hoy te explicamos qué la provoca y qué tratamientos son los más indicados para solucionarlo.

Causas, síntomas y tratamientos de la sensibilidad dental

Bajo el esmalte dental se encuentra la dentina, la parte más blanda del diente, cuya exposición causa la sensibilidad o hipersensibilidad dental.

Causas

Lo más frecuente es que el deterioro del esmalte sea la principal causa de los dientes sensibles. Sin embargo, existen muchos otros factores que pueden provocar ese molesto dolor. Un diente fracturado, una caries, un empaste gastado y enfermedades de las encías, también pueden ser motivo suficiente para sufrir esta dolencia.

Síntomas

El dolor producido es muy agudo y suele remitir en cuestión de segundos. Generalmente, es fácil localizar en qué diente se está produciendo la molestia. Por el contrario, si no se localiza con relativa exactitud la procedencia del foco del dolor, podría tratarse de otra patología.

Cómo aliviar el dolor de la sensibilidad dental

Algunas pautas para aliviar el dolor producido por los dientes sensibles pasan por adquirir algunos buenos hábitos y evitar ciertas prácticas. Por ejemplo, reducir (o mejor, suprimir) la ingesta de refrescos, café, vino y otros alimentos y bebidas ácidas que contribuyen a desgastar el esmalte. También recomendamos evitar una práctica muy común: utilizar la boca para romper envases, rasgar el celo, etc. Por supuesto, el tabaco y el alcohol no ayudan para nada a mantener un esmalte sano. Por último, como siempre, la mejor prevención es mantener una exhaustiva higiene bucodental.

Tratamientos:

  • Si el problema es leve, una pasta dental específica puede ser la solución, bloqueando el dolor asociado a la sensibilidad dental
  • El fluoruro es un compuesto que también va a contribuir a fortalecer el esmalte y paliar las molestias
  • En ocasiones, las superficies radiculares expuestas son tratadas con la aplicación de resina adhesiva
  • Cuando la sensibilidad la provoca un problema en las encías, se suele realizar un injerto de encía (tejido gingival) en la zona afectada

Ahora ya sabes qué produce la sensibilidad dental y cómo se trata. ¿Dientes sensibles? Ponte en contacto con nuestra clínica para cualquier consulta que desees realizar. ¡Te atendemos encantados!

Beneficios de masticar chicle sin azúcar
Beneficios de masticar chicle sin azúcar

Cómo tener una sonrisa perfecta sin brackets

¿Te gustaría tener una sonrisa perfecta, dientes alineados y blancos sin necesidad de brackets? Seguramente, te hayas fijado en personas que tienen la suerte de tener una dentadura magnífica. Está claro que la genética influye bastante en cuanto a poseer unos dientes rectos y bonitos, pero existen otros factores que contribuyen a contar con una sonrisa ideal. ¡Conoce las claves para contar con unos dientes perfectos sin brackets!.

Las claves para tener una sonrisa perfecta

Tener los dientes mal alineados puede resultar frustrante, por ello, en este post te contamos algunas técnicas y métodos para conseguir una dentadura impecable. Actualmente, al contar con distintos sistemas ortodóncicos y otros avances en la odontología, no es normal tener dientes imperfectos. Al menos, tenemos la posibilidad de corregirlo, siempre que el método se ajuste a nuestras posibilidades económicas, claro está.

En el caso de los niños, la erupción de los dientes y el desarrollo de los maxilares, pueden verse afectados por hábitos como la succión del pulgar o un uso del chupete excedido en el tiempo. Incluso, puede terminar produciéndose algún tipo de maloclusión, que se irá acentuando con el paso de los años. Es importante tener esto en cuenta para frenar a tiempo estos malos hábitos en nuestros hijos y que su dentadura se desarrolle de forma correcta.
En cuanto a los adultos, una mala distribución de las piezas dentales puede darse como consecuencia de haber perdido una muela y no haber sido repuesta. Es fundamental cubrir el espacio que deja la muela perdida por un implante dental, para evitar el riesgo de caries y una mala distribución dental. La erupción de las muelas del juicio también incide en la posición del resto de dientes. Una buena higiene dental y una visita regular a tu dentista de confianza, contribuirán al objetivo de tener unos dientes perfectos.

Existen métodos de ortodoncia invisible que evitan la molestia de los brackets y sus problemas de estética. Se trata de fundas transparentes, removibles y cómodas, que corregirán tu sonrisa de forma efectiva. Si quieres contar con dientes perfectos, pide cita en nuestra clínica, estudiamos tu caso y te damos presupuesto sin ningún tipo de compromiso. ¡Llámanos!

La Primera Visita
La Primera Visita

¿Qué son encías retraídas?

Cuando el tejido blando que rodea el diente (encías) se desgasta o retrae y la raíz del diente queda más expuesta, se produce lo que se conoce como encías retraídas o recesión de encías. Un problema bastante común que puede derivar en enfermedades periodontales e incluso provocar la pérdida de la pieza dental afectada. Se trata de una patología que se produce gradualmente, por lo que muchos pacientes que la sufren tardan en sentirla. En el artículo de hoy, te contamos qué causa las encías retraídas y cuáles son los tratamientos más efectivos para curarlas.

Causas y tratamiento de las encías retraídas

La retracción de las encías puede darse como consecuencia de diversos factores. Algunos de estos, son:

  • Enfermedades periodontales. Pueden ser causa o consecuencia. Enfermedades como la gingivitis o la periodontitis, destruyen el tejido de las encías. Es una de las causas principales de las encías retraídas
  • Predisposición genética. La genética también es causante de esta enfermedad de las encías, haciendo que algunas personas tengan cierta predisposición a padecer esta patología
  • Higiene bucodental incorrecta. Limpiarse los dientes con cierta agresividad o fuerza puede causar el desgaste del esmalte, haciendo que las encías se retraigan. La ausencia (o insuficiente) limpieza de dientes, no usar hilo dental ni complementar la higiene bucal con enjuagues, también puede causar encías retraídas. En este caso, porque la placa bacteriana se va acumulando y pasan a ser cálculos, que deben tratarse:
    • En mujeres, los cambios hormonales durante el embarazo, o en una etapa adolescente o, por otro lado, en la menopausia
    • Cualquier tipo de maloclusión y hasta el bruxismo, también influyen para sufrir de encías retraídas al provocar una fuerza excesiva sobre estas

Respecto a los tratamientos a aplicar, podemos decir que dependerá de la gravedad o levedad de cada caso. En pacientes que presentan una recesión leve, se limpia profundamente el área afectada, eliminando el sarro acumulado. En aquellos casos en los que la recesión se ha extendido, suele aplicarse cirugía para darle solución. Los dos tipos de intervención quirúrgica que suelen darse son la cirugía de colgajo y cirugías de recesión.

Los síntomas más comunes e indicativos de sufrir de encías retraídas son la sensibilidad dental, encías hinchadas o enrojecidas y el mal aliento. Si notas alguno de ellos, concierta una cita cuanto antes con tu dentista. En Dentalkiub, realizaremos un estudio para su diagnosis y para aplicar el tratamiento idóneo. ¡Llámanos!

¿Qué es la herpangina?

Dentro de la familia de los enterovirus, se encuentran diversos virus causantes de la herpangina, un tipo de faringitis viral y muy molesta. Afecta principalmente a niños de entre 3 y 10 años, y se transmite a través de la saliva, la tos y el estornudo. Se trata de una enfermedad de origen viral causada, sobre todo, por el virus Coxsackie A. El virus pertenece a la misma familia de virus causante de la conocida enfermedad boca-mano-pie. Vamos a ver cómo se produce, algunas señales para identificarla y cómo se cura.

La herpangina: un tipo de faringitis contagiosa

Esta infección de la garganta se produce como consecuencia de un virus alojado en el aparato digestivo. La transmisión es fecal-oral. Cuando el niño toca heces infectadas y luego se lleva la mano a la boca. Pero también puede encontrarse el virus en muebles, juguetes, chupetes, etc., lo que convierte a la herpangina en una enfermedad muy viral.
Los síntomas más comunes son el dolor de garganta, picos de fiebre (pudiendo llegar hasta los 39-40º), pérdida de apetito y vómitos. En niños más mayores, pueden aparecer molestias y dolores de garganta, cabeza y tripa. Aunque no es muy frecuente, en adolescentes y jóvenes suele aparecer rigidez muscular, especialmente en cuello y espalda. Las primeras señales se observan con el enrojecimiento de la garganta, zona anterior y posterior de la faringe, paladar, campanilla… Tras un par de días de incubación del virus, aparecen pequeñas (aunque muy molestas) úlceras.
Para tratar la herpangina, lo más habitual es la prescripción de paracetamol o ibuprofeno como analgésicos y geles para aplicar en las úlceras. Es recomendable la ingesta de líquidos en pequeñas cantidades, pero muchas veces al día. Los alimentos blandos, fríos o templados, como yogur, papillas, flanes o purés ayudarán a paliar las molestias. Por supuesto, deben evitarse las comidas o bebidas que produzcan irritación, como cítricos, refrescos, picante, etc.

Ahora ya sabes cómo identificar la herpangina, pero estamos a tu entera disposición si necesitas realizar cualquier otra consulta. ¡Te ayudaremos encantados!